Kristof, instalador de suelos

Publicado: 18 octubre 2016 en categoría Lo que dicen nuestros empleados

Me quedaré hasta que me retire…

Kristof oyó sobre Larex Personeelsbemiddeling por medio de un compañero. No se podía creer lo que le contaron sobre los métodos de trabajo de Larex Personeelsbemiddeling y la contrapartida financiera. Su amigo Daniel también había visto un anuncio en el periódico. Los dos se interesaron por ello de inmediato. Los soladores ya llevan trabajando unos seis meses en diferentes proyectos de construcción grandes y pequeños en la región de Ámsterdam.

Cada par de semanas, estos profesionales viajan de los Países Bajos a Eslovaquia, y después de un largo fin de semana vuelven a su puesto de trabajo en Amstelveen. “A veces aún me cuesta creerlo. Cada semana recibo un salario en mi cuenta bancaria”, comenta Kristof con convicción. Daniel añade: “Además, Larex Personeelsbemiddeling también es muy consistente en todo el tema financiero. La verdad es que es un gustazo.”

Trabajar con mucho entusiasmo por un buen salario

“Hay una gran diferencia entre los trabajadores de la construcción holandeses y los eslovacos”, dice Kristof. “El trabajador de la construcción holandés es algo más especializado. El trabajador de la construcción eslovaco puede encargarse de todo el proceso. No he sido entrenado para trabajar en un solo aspecto específico, sino que domino todo el proceso de instalación de suelos, desde la preparación hasta el acabado.”

Ir a trabajar con gusto, hasta la jubilación

Disfrutar en el trabajo es muy importante para Kristof. “Es una sensación estupenda.” Él puede trabajar de forma agradable con sus compañeros de Larex. Las personas de contacto dentro de Larex, a quienes siempre puede acudir, también son muy importantes para él. “Siempre están a nuestra disposición. Todo el sistema funciona muy bien. Mientras Larex Personeelsbemiddeling tenga trabajo para mí, seguiré trabajando con ellos. ¡Si puedo, me quedaré hasta que me jubile!”