Para empleados extranjeros

Los empleados con residencia en el extranjero que estén empleados por una empresa de los Países Bajos tienen derecho a un subsidio por hijos en los Países Bajos o en su país de origen. El subsidio por hijos es una contribución a los gastos de manutención de su hijo o hijos. Si este subsidio es más beneficioso en los Países Bajos o en su país de origen, dependerá de la situación personal del empleado.

Para recibir el subsidio por hijos en los Países Bajos, los empleados deben cumplir con las siguientes condiciones:

  • deben presentar una declaración del impuesto sobre la renta
  • deben pagar contribuciones a la seguridad social o administrar sus propios negocios

El subsidio por hijos se entrega a los padres por el Sociale Verzekeringsbank (SVB, Banco de la Seguridad Social) y se abona de forma trimestral. El importe a abonar dependerá del número de hijos y de la edad de estos.

Podrá encontrar más información sobre el subsidio por hijos en la página web del Sociale Verzekeringsbank.